• ¿Cuánto cobra una empleada del hogar por horas?

    7 marzo, 2019 | Blog | J.L Sangüesa
  • Sueldo empleada del hogar por horasLas retribuciones que percibe una empleada del hogar vienen reguladas por el Salario Mínimo Interprofesional, que se modifica anualmente. Desde el Real Decreto 1462/2018, de 21 de noviembre, el SMI ha experimentado considerables cambios que repercuten sobre las remuneraciones de las trabajadoras domésticas.

    El valor del SMI parte de la jornada completa, que legalmente se establece en 40 horas semanales, y 14 pagas. A partir de ahí se pueden establecer prorratas o proporciones según el tiempo trabajado, y que las retribuciones anuales sean 12 en lugar de 14.

    El SMI bruto de una trabajadora doméstica es de 900 euros al mes en 14 pagas, y de 1050 cuando está prorrateado en 12. Supone un considerable incremento con respecto al año anterior, nada menos que del 22,3%, puesto que el SMI establecido en diciembre de 2017 era de 735,9 euros brutos al mes en 14 pagas, y de 858,5 prorrateado en 12. El aumento es más que visible.

    Pero, además, en las empleadas del hogar que trabajen por horas, el salario que se percibirá será de 7,04 euros por cada hora efectiva trabajada. Las empleadas domésticas cuya actividad laboral no supere el umbral de los 120 días, cobrarán además la proporción correspondientes a los días festivos y las remuneraciones extraordinarias: ello equivaldrá a un salario de 42,62 euros al día. La trabajadora doméstica debe estar dada de alta en la Seguridad Social según la legislación vigente.

    Modelo de contrato de la empleada del hogar por horas

    Existen unas condiciones laborales jurídicamente reguladas, por las que se establece un modelo de contrato para las empleadas domésticas que trabajen por horas. Este modelo puede ser consultado en el portal del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. También se puede descargar directamente en cualquiera de sus modalidades: de duración determinada, e indefinido.

    Se deben indicar varios detalles específicos que han de figurar en este tipo de contrato:

    • Profesión de la empleada.
    • Grupo profesional.
    • Funciones que ha de realizar.
    • Jornada de trabajo a tiempo parcial o completo, y duración al día, a la semana o al mes.
    • Duración del contrato (si es temporal).
    • Retribución en euros brutos, distribuida en los conceptos salariales correspondientes de salario base y complementos.
    • Distribución del trabajo según el convenio colectivo.
    • Otros aspectos: legislación que sea de aplicación, cláusulas adicionales, etc.

    Contratar empleadas domésticas extranjeras

    Esta es una particularidad que merece ser consultada con atención, ya que el grueso de las trabajadoras domésticas de nuestros países, son inmigrantes. Para contratar a una empleada del hogar extranjera, lo correcto es consultar primero su Tarjeta de Identificación de Extranjero (TIE), para comprobar si se halla en situación regularizada.

    En este aspecto, hay que tener en cuenta que, si se trata de una ciudadana de país miembro de la Unión Europea, no habrá problema para contratarla. Si por el contrario es ciudadana extracomunitaria, deberá haber obtenido ya un permiso de trabajo y residencia temporal, o bien uno de residencia de larga duración.

    De hallarse en situación regular y con los permisos en regla, se le deberá dar de alta en la Seguridad Social, según el modelo 138: el oficialmente denominado Modelo TA.2/S-0138 de Solicitud de alta, baja o variación de datos del trabajador/a por cuenta ajena en el Régimen General – Sistema Especial para empleados de hogar. Además, quien disponga de certificado digital puede realizar el trámite a través de la sede electrónica del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

    Pero si es la primera vez que damos de alta a la trabajadora doméstica, entonces deberemos solicitar el código de cotización de la Seguridad Social, a través del llamado Modelo TA6, de Solicitud de inscripción en el sistema de la Seguridad Social. Y si por añadidura la empleada carece de su propio número de afiliación de la Seguridad Social, entonces tendremos que presentar asimismo el Modelo TA1, de Solicitud de afiliación a la seguridad social, asignación de número de Seguridad Social y variación de datos.

    Además, en caso de dar de baja a la empleada del hogar, tendremos que presentar debidamente cumplimentado el mismo Modelo 138 de que hablábamos más arriba.

    Contratar a una empleada doméstica requiere de unos pasos previos y de una información legal y requisitos laborales y salariales que ambas partes deben conocer. Además, esto ya no es tan difícil, porque las páginas web oficiales y los trámites electrónicos facilitarán mucho las cosas.

     

    Comparte esta información
    Share on Facebook
    Facebook
    Share on Google+
    Google+
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Share on LinkedIn
    Linkedin